Una breve historia de la joyería masculina.

Collar de hueso

La joyería masculina tiene una historia rica y diversa que abarca civilizaciones y épocas. Desde adornos antiguos hasta tendencias modernas, los hombres han utilizado joyas para indicar su estatus, expresar su estilo y transmitir sus historias durante milenios. En este viaje en el tiempo, exploraremos la fascinante historia de la joyería masculina y la evolución de su significado.

Orígenes antiguos

La joyería masculina tiene orígenes antiguos que se remontan a los albores de la civilización. En tiempos prehistóricos, los hombres se adornaban con collares hechos de huesos, conchas y piedras. Estas primeras formas de joyería no sólo eran decorativas sino que también servían para fines prácticos, como protección o identificación dentro de un grupo.

Amuleto egipcio

Elegancia egipcia

Uno de los ejemplos más emblemáticos de las primeras joyas masculinas proviene del antiguo Egipto. Los hombres egipcios llevaban collares y pectorales intrincados, a menudo hechos de oro y con piedras preciosas. Estas piezas representaban no sólo riqueza y poder sino que también tenían un significado espiritual y protector. Los amuletos de escarabajo, por ejemplo, simbolizaban el renacimiento y la protección.

Anillos de sello romanos

Los romanos tenían predilección por los anillos, especialmente los anillos de sello. Estos anillos llevaban insignias grabadas, escudos familiares u otros símbolos importantes. No sólo eran elegantes sino que también servían como sello para correspondencia y documentos.

Virtud caballeresca medieval

Durante la Edad Media, los caballeros se adornaban con armaduras y cotas de malla, pero también llevaban anillos y colgantes para mostrar su caballerosidad. Estas piezas a menudo llevaban símbolos religiosos o servían como muestras de amor cortés.

Broche de hombre renacentista

Extravagancia renacentista

La era del Renacimiento marcó un período de opulencia e innovación artística. La joyería masculina se volvió más elaborada, con broches, cadenas y anillos adornados con intrincados diseños y piedras preciosas. Los caballeros bien vestidos de la época consideraban las joyas como un símbolo de estatus y refinamiento.

Sentimentalismo victoriano

En la época victoriana, la joyería masculina adquirió un tono más sentimental. Los anillos y relicarios de luto se hicieron populares, con inscripciones y cabellos o fotografías de sus seres queridos. Además, los relojes de bolsillo y las cadenas de reloj eran accesorios imprescindibles para el hombre victoriano bien vestido.

La muerte de la joyería masculina en el siglo XX

La década de 1900 trajo una gran disminución en el uso de joyas por parte de los hombres, y solo los relojes y los anillos eran vestimenta aceptable. Las principales razones fueron la recesión, las guerras mundiales y el lugar de trabajo mayoritariamente industrial, tras la revolución industrial.

Renacimiento de los 80

Afortunadamente, la joyería masculina comenzó a regresar con George Michael y Andrew Ridgeley de Wham atreviéndose a usar aretes de aro. La cultura pop de los años 80 adoptó rápidamente la nueva rebeldía con pasión y, con el inicio de la cultura del rap, la joyería masculina volvió a estar en pleno apogeo.

Broche de hombre


Hoy

Hoy en día, las joyas para hombre vienen en una amplia gama de estilos y materiales y no hay parte de nuestro cuerpo en la que no nos las pongamos. Bueno, tal vez uno. Es un buen momento para las joyas masculinas y para expresarte de la forma que quieras con ellas.

Mañana

Esté atento. Los broches para hombre están regresando. Aparecen cada vez más en estrellas del pop y del cine.

Deja un comentario

Ten en cuenta que los comentarios deben aprobarse antes de que se publiquen.